UCDM - Despertar - Compartiendo los pensamientos se re-despierta


Lo que es más, en la Biblia se menciona que sobre Adán se abatió un sueño profundo, mas no se hace referencia en ninguna parte a que haya despertado. El mundo no ha experimentado todavía ningún despertar o renacimiento completo. (T.2.I.3.6:7)


Estoy en un sueño, el mundo está en un sueño, me cuesta asumir que estoy en un sueño. Entramos en un sueño desde el principio de los tiempos y todavía no hemos despertado.

La resistencia al dolor puede ser grande, pero no es ilimitada. A la larga, todo el mundo empieza a reconocer, por muy vagamente que sea, que tiene que haber un camino mejor. A medida que este reconocimiento se arraiga más, acaba por convertirse en un punto decisivo en la vida de cada persona. Esto finalmente vuelve a despertar la visión espiritual y, al mismo tiempo, mitiga el apego a la visión física. (T.2.II.3.6:8)

En este sueño que vivo, reconozco que he pasado por fases de dolor y algunos tipos de sufrimiento me han durado años. Quiero creer que tiene que haber un camino mejor. Este pensamiento en mí de que es posible vivir mejor, mas en paz; me ha despertado las ganas de querer ver la visión espiritual.

Mi apego al cuerpo es grande, me salen los miedos a lo desconocido; conforme voy abriendo mi mente a lo espiritual, mi miedo disminuye.

Demos comienzo a nuestro proceso de re-despertar con unos cuantos conceptos simples: Los pensamientos se expanden cuando se comparten. Cuantos más creen en ellos, más poderosos se tornan. Todo es una idea. ¿Cómo, entonces, puede asociarse dar con perder? (T.5.I.2.2:5)

El curso me indica que mi proceso de re-despertar es cuando expando mis pensamientos de paz y de perdón. Y, en consecuencia, gano más paz, tranquilidad y serenidad.

José Lacoma

 

 

 

Comentarios