¿Qué postula Un curso de milagros?



Nada real puede ser amenazado. Nada irreal existe. 
En esto radica la paz de Dios.

Conforme vas leyendo el libro, se va entendiendo esta frase "Nada real puede ser amenazado. Nada irreal existe. En eso radica la Paz de Dios" del Prefacio del libro Un curso de milagros.

Dice el libro que lo real es la verdad, el conocimiento, el amor de Dios y lo irreal es el mundo de la percepción, lo que cambia, lo que tiene tiempo, lo que interpretamos.

En realidad la frase que me ha llamado la atención es "En esto radica la Paz de Dios". Es una frase que a lo largo de mi vida he escuchado, "la Paz de Dios", "mi paz os doy, mi paz os dejo", "la paz sea contigo", "ve en paz",  "quiero paz".

Quizás porque no he estado en paz bastantes años de mi vida, esta frase me ha llegado, y me pregunto. ¿Puedo conseguir la Paz de Dios? ¿Puedo estar en paz, sentirme en paz?

A estas preguntas la respuesta del curso es sí.

El Curso dice Sí, a que puedo obtener la paz al usar las ideas de este curso.

Y algunas de las ideas de este Curso son: El perdón completo, la expiación, los milagros, el instante santo, la psicoterapia.

El perdón ha de ser completo. 

La expiación es la entrega al Espíritu Santo de las decisiones equivocadas que he tenido y tengo. La expiación significa deshacer.

Los milagros se producen cuando es sanada nuestra mente, cuando en nuestra mente lo oculto, lo que  no se quiere ver y los decretos que hemos realizado salen a luz, son entregados a la expiación para ser perdonados y cancelados.

El Curso te invita a que cada segundo decidas si quieres ir hacia la paz, hacia el ser o hacia el mundo.




Comentarios